Skip links

Blog

RECETAS DE OTOÑO: RISOTTO DE BOLETUS CON JAMÓN IBÉRICO

Si buscamos un producto estrella en la gastronomía española, el jamón ibérico es, sin duda, una de nuestras joyas. Por sus propiedades organolépticas, textura y sabor, es uno de los manjares por excelencia en nuestra dieta. Además de sano, natural y muy nutritivo, este delicioso producto de nuestra gastronomía, posee múltiples vitaminas, minerales y oligoelementos en su composición que son altamente beneficiosos para nuestro organismo. Además, se puede degustar a cualquier hora, sólo, con pan o como ingrediente principal o secundario de platos exquisitos y elaborados de manera muy sencilla.

Un ingrediente perfecto para la elaboración de recetas en cualquier temporada, por lo que ahora que ha llegado el otoño y todavía no apetecen platos calientes o los llamados “platos de cuchara” os proponemos un receta deliciosa: “Rissotto de boletus con Jamón Ibérico”

Elaborarla es muy sencillo y te guiamos paso a paso:

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

  • 100 gr. de taquitos de jamón ibérico (podrás encontrarlo en nuestro MALETÍN MEDIO JAMÓN CEBO IBÉRIC0 50% raza ibérica ya cortado)
  • 200 gr. de boletus en aceite
  • 350 gr. de arroz arborio o bomba
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 cebolla o puerro, si se prefiere
  • 50 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de queso parmesano
  • Un buen chorro de aceite de oliva virgen, sal y pimienta.

ELABORACION:

Se echa un buen chorro de aceite en una cacerola y se pocha la cebolla, los boletus y el jamón ibérico cortado en taquitos. En un cazo se pone el caldo de pollo, que se mantendrá hirviendo todo el tiempo, pues si algo caracteriza al risotto es que el caldo no se añade de una vez, sino que se va echando cacito a cacito conforme el arroz lo vaya absorbiendo.

Añadimos el arroz, se sofríe un par de minutos e inmediatamente después se echa el vaso de vino blanco. Hay que dejar que se evapore el alcohol del vino. Luego se empieza a añadir el caldo, que se remueve hasta que se consuma. Se vuelve a añadir nuevamente caldo y así hasta que esté listo.

Por último, se salpimenta y aparta del fuego cuando aún le queden unos minutos para estar tierno del todo, añadimos la mantequilla y el queso parmesano al gusto y se deja reposar en la olla.

Podrás disfrutar de un plato lleno de matices y sabores que, además forma parte de una dieta sana y equilibrada, con ingredientes naturales de nuestra Dieta Mediterránea.

¡Buen provecho!

 

Imagen: https://oliveiravarela.blogspot.com

 

 

Quizás también te interese...

Escribir y unirse al debate...